Vitrina art nouveau


Cargar Mas

Las vitrinas simples son muy fáciles de combinar y conseguirán que tus objetos acaparen toda la atención. Gaudí no es solo un arquitecto modernista (el Art Nouveau español y catalán), su estilo tiene elementos historicistas, orgánicos, expresionistas…, Gaudí era “gaudiniano”, tenía un estilo propio.Charles Rennie Mackintosh (7 de junio de 1868 – 10 de diciembre de 1928) fue un arquitecto, diseñador y acuarelista escocés, que tuvo una importancia fundamental en el movimiento Arts and Crafts y que además fue el máximo exponente del Art Nouveau en Escocia.

La mejor oferta de vitrina art nouveau

Gaudí, como por ejemplo Victor Horta o Mies Van der Rohe, no encontraban muebles adaptados a su nueva arquitectura, por lo que los acababan realizando ellos mismos. Saltó a la fama después de exponer sus muebles en la Secesión de Viena en 1900 y formó parte del grupo The Four (Los cuatro) de la Escuela de Glasgow, creado en 1897, siendo su principal figura junto a su mujer Margaret Macdonald, la hermana de esta, Frances Macdonald y el marido de esta última, Herbert MacNair.La belle époque, enmarcada en el burbujeante final del siglo XIX, tuvo en Bruselas notoria repercusión. En la linealidad y en los juegos de simetría adoptada por todos ellos latía la influencia de Aubrey Beardsley (famoso ilustrador inglés) y Jan Toorop (que había publicado sus Tres novias en la revista The Studio en 1893), pero también huellas de origen celta y nombres que provenían de la obra de Maurice Maeterlinck y Dante Gabriel Rosetti. Sobre todo en las primeras acuarelas de las hermanas Macdonald, por su simplicidad y geometrización, alineación, paralelismo, sus juegos de identidad y repetición, ejes de simetría, la utilización de bandas y líneas sinuosas, de franjas enfrentadas, etc. A partir de la octava muestra de la Sezession vienesa, su eco será enorme en el continente y de gran influencia en toda el área alemana.

La mejor oferta de vitrina art nouveau

Conviene puntualidad porque siempre hay cola y el riesgo de espera e incluso de no poder entrar es una constante. Al igual que en su casa, el hierro aparece como material de construcción a la vista, además de la piedra, el vidrio, la madera. El éxito de la casa Tassel hizo que el magnate de la industria química Armand Solvay tuviera un antojo. Más austera que las demás —había menos dinero—, aún conserva la puerta a un lado coquetamente ornamentada. En este sentido, el arte celta, con su recreación libre de la línea, fue una fuente muy clara para Mackintosh, como hemos mencionado anteriormente, con profundas convicciones nacionalistas. Más que el volumen, a los de Glasgow les atrae la bidimensión; más que la exuberancia del color, los blancos combinados con colores delicados como violetas o marfiles –aunque también gustan del contraste con el negro–, así como la geometrización y ortogonalidad. Los respaldos también pueden ser muy bajos y sólidos, evidenciando la consistencia de la madera, o curvados en arco, de apariencia casi escultórica, o afilados y estrechos con listones que se cruzan ortogonalmente (el denominado crate style[6]?). Por supuesto, conviene tener en cuenta la Casa Van Eetvelde (Avenue Palmerston, 2-4), también de Horta, muy generosa con la luz gracias a la enorme cúpula acristalada sobre el vestíbulo octogonal. Por eso empiezan a hacerse visibles todo tipo de objetos útiles en la vida cotidiana, incluido el mobiliario urbano, que pasó a tener gran importancia (kioscos, estaciones de metro, farolas, papeleras, urinarios?…).