Sinfoniers

Los Mejores Sinfoniers Online

Los chifonieres son muebles realmente útiles, y una forma estupenda de incorporar más elementos decorativos a su habitación. Descubre algunos de los diferentes tipos que encontrarás en el mercado.

4 tipos de chiffonier para dormitorios pequeños

Los chifonier (del francés, chiffoniere) son aparadores altos y estrechos que suelen encontrarse en los dormitorios. Aunque no sean un mueble imprescindible, siguen siendo muy utilizados en la actualidad. No sólo son útiles para guardar la ropa y otros objetos, los chiffonier también proporcionan una superficie extra donde puedes exponer tus objetos decorativos favoritos.

Cuando se trata de decorar dormitorios pequeños, saber cómo aprovechar el espacio al máximo puede ser un verdadero reto. A menudo puede ser difícil encontrar espacio para todos los muebles que necesitas y/o quieres. Es en momentos como éste cuando tienes que dar rienda suelta a toda tu creatividad e ingenio.

Muebles realmente llamativos

Es importante mencionar que los chiffonier no siempre son completamente rectos. También se pueden encontrar diseños con lados curvos, e incluso algunos que son completamente circulares. Sin embargo, estos últimos son menos adecuados para dormitorios pequeños, ya que suelen ocupar más espacio.

Los cajones de un chiffonier suelen estar apilados uno sobre otro en línea recta. Sin embargo, los chifonier modernos suelen presentar diseños más inusuales, disponiendo los cajones de forma asimétrica y en zigzag. Hay muchas opciones diferentes entre las que elegir.

Tipos de chifonier

Los chifonier se pueden clasificar de varias maneras.
Por ejemplo, podemos clasificarlos según su disposición (vertical u horizontal), por su diseño (barroco, moderno, minimalista, etc.) o incluso por su altura, anchura o número de cajones.

El diseño más común es un chiffonier alto y estrecho con una serie de cajones dispuestos en línea recta de arriba a abajo. Esta disposición suele tener un mínimo de 4-6 cajones, con un máximo de 12-14, dependiendo del tamaño total.

Como no ocupan mucho espacio, estos chifonier altos y estrechos son perfectos para dormitorios pequeños. Puede colocarlos en cualquier rincón de la habitación, o incluso junto a la puerta.

El chiffonier alto puede actuar como una especie de "pedestal", sobre el que puedes exponer un objeto decorativo especial, como un jarrón, una damajuana, una fotografía, etc.

Monótono, minimalista, de 6 a 8 cajones, sin pies.

Este diseño favorece la funcionalidad por encima de todo. Es fácil de incorporar al resto de la decoración, sobre todo si eliges colores a juego. Algunos diseños no tienen tiradores; en su lugar, hay un pequeño agujero que permite abrir el cajón.

Colorido, estilo indio, 4-5 cajones, con pies.

Estos chifonier altos y estrechos son bonitos y llamativos. Aunque no son menos prácticos que los chifonier clásicos, también sirven como grandes objetos decorativos. Estos diseños ornamentados aportarán un toque de alegría y carácter a cualquier habitación.

Estilo industrial, 2+ cajones con patas y ruedas.

Este es un diseño bastante moderno. Aunque no es menos discreto que un chiffonier clásico, es imposible que estos diseños pasen desapercibidos.

Estilo baúl.

Este tipo de chifonier no suele tener pies, y el número de cajones puede variar mucho. Al parecerse a los baúles de antaño, estos elegantes chifonieres vintage llenarán tu habitación de una melancólica sensación de nostalgia.

Tipos de chiffonier que hay que evitar

Cuando se trata de decorar habitaciones pequeñas, es mejor evitar los muebles de estilo barroco y rococó, ya que es fácil que abrumen la habitación. Aunque todo depende de sus preferencias personales, del estilo de la habitación, del resto del mobiliario y del espacio disponible, en general es mejor evitar estos dos estilos clásicos.

Del mismo modo, te aconsejamos que evites:

  • Los diseños excesivamente anchos.
  • Los chiflones estrechos de más de 1,5 metros de altura.
  • Diseños que se componen de varias piezas diferentes, por ejemplo, los que se componen de cajones individuales de diferentes tamaños y estilos, que tienes que montar por separado.
  • Chiffonier con cajones de gran tamaño. Estos tienden a hacer que las habitaciones parezcan más pequeñas.

Conclusión

Antes de incorporar un chiffonier a un dormitorio pequeño, es importante que pienses si realmente lo necesitas, o si podrías utilizar otro tipo de cómoda.

Si decides que definitivamente quieres comprar un chiffonier, deberás tomarte el tiempo necesario para encontrar uno que sea práctico y que funcione en armonía con el resto de tus muebles.

Recuerde: aunque son estrechos y ocupan muy poco espacio, suelen incluir elementos llamativos como tiradores decorativos, elegantes molduras e intrincadas tallas... Al fin y al cabo, discreto no tiene por qué significar aburrido.