Recibidor rosa

admin


Cargar Mas

El resultado será un recibidor luminoso con un toque romántico y chic que no dejará indiferente a nadie.Apuesta por ciruela, magenta oscuro y los tonos vino, rosados o tintos… Verás qué bien ha madurado el color que hasta ahora considerabas más dulce. Tengo pensado poner el mueble del recibidor de color blanco en la pared derecha, pero si creéis que iría mejor en otro lado pues opinar jejejej.

La mejor oferta de recibidor rosa

Como parte de la guía de desafíos de esta semana, esta es la solución al desafío Encuentra una rosa en Granja de Acero o El Huerto. Busca una pieza con presencia y charme —tal vez la tengas ya en tu casa— y prueba a destacarla con complementos sofisticados. La paleta de los tonos vino, rosados y tintos, además del ciruela y el magenta oscuro, son atractivos y un punto misteriosos. Además frente a los zapateros más grandes y el zapatero pequeño aunque puede almacenar menor cantidad sí que puede ser un elemento decorativo de mayor valor, ya que su tamaño discreto hará que sea muy fácil colocarlo en decoraciones más minimalistas modernas. Precisamente por eso es muy interesante apostar por un mueble recibidor con espejo, ya que precisamente por este último elemento podremos integrar dos funcionalidades en una: Por un lado tenemos el mueble recibidor estándar que nos servirá estética y funcionalmente como organizador del espacio y por otro tenemos el espejo que nos ayudará a cerciorarnos de que estamos adecuadamente vestidos para salir a la calle. Esto también es útil porque minimiza el efecto de fusionar dos muebles en uno, ya que normalmente el mueble recibidor con espejo suele ser un mueble más grande de lo habitual; y precisamente el espejo minimiza este efecto de magnitud creando la ilusión de que en realidad no es tan grande.

Lo mejor de recibidor rosa

Además en mobiprix apostamos por un estilo recatado a la hora de hacer nuestros recibidores modernos, por lo que siempre estará seguro de estar haciendo la compra adecuada. En cuanto a los materiales lo más fácil es apostar por maderas de tonos claros como por ejemplo la de haya o la de roble, siendo las preferidas en este tipo de recibidores modernos. Una mesita de estilo shabby chic realizada en madera de pino y mdf con dos cajoncitos rematados con una rosa grabada en sus tiradores. Un espejo también resulta una excelente opción, no solo cumple la función de podernos dar un último vistazo antes de salir de casa, sino que agranda los espacios dando sensación de profundidad.