Mecedoras modernas para bebes


Cargar Mas

Las mecedoras tradicionales, normalmente de madera, pueden ser un elemento perfecto para la decoración de una casa de verano, para salas o exteriores en los que queramos conseguir un toque vintage o para habitaciones decoradas con estilo rústico o clásico, incluso shabby chic. Para muchísima gente, constituye todo un placer llegar a casa después de un duro trabajo y poder relajarse en esta silla que, como su nombre indica, te mece como si estuviéramos en una cuna. Por ejemplo, si la usamos para ver la televisión, buscaremos el ángulo más conveniente para que la visión sea óptima.

Lo mejor de mecedoras modernas para bebes

Por lo general, recomendamos emplazarla en zonas luminosas, que tengan acceso a la luz natural, especialmente para actividades como leer, coser, hacer punto, dar el pecho a tu bebé, etc. También es fundamental que el colchón sea firme y delgado para evitar el riesgo de asfixia, y que cubra bien toda la superficie de la cuna para prevenir que una mano o pie del bebé quede atrapada en algún hueco. Aún así, aunque hayas tomado todas las precauciones recuerda que nunca debes dejar a tu bebé ir por casa sin vigilancia de un adulto. Las mecedoras pueden ser un buen ejemplo de ello y aunque a priori las podamos relacionar con estilos rústicos, estas pueden ajustarse a diferentes estilos, dependiendo del material y diseño de las mismas.Las mecedoras para bebés hacen parte del ambiente innovador y totalmente enternecedor de las habitaciones de los consentidos de la casa, sirviendo tanto como parte decorativa como funcional al momento de consentir a tus pequeños y es que con cada uno de los diseños disponibles para incluir en los dormitorios de los bebés, puedes conformar un estilo escéptico con tonos de lujo. Su origen se asocia en ocasiones a la personalidad de Benjamín Franklin, aunque no hay evidencias documentales de este hecho.

La mejor oferta en mecedoras modernas para bebes

Las mecedoras siempre han estado asociadas a espacios como jardines y terrazas, aunque también se coloquen en interiores como el salón y los dormitorios.¿Sillon o mecedora de lactancia? Cuando nos estrenamos como mamá y decidimos amamantar a nuestro bebé, uno de los mejores obsequios que podemos recibir es una mecedora lactancia. En este sentido, la mecedora lactancia es  una de nuestras mejores aliadas a la hora de amamantar al bebé, pues además de evitar las malas posturas y los dolores, ofrece enormes beneficios que favorecen el proceso de la lactancia tanto para la mamá como para el bebé. No es hasta 1860 que se logra combinar el calor, la humedad y la cola para crear las curvas, gracias a Michel Thonet  (mecedora  Thonet) quien revolucionó el diseño y las técnicas de doblado de la madera. El hierro y el acero inoxidable como el aluminio son de los metales más utilizados en el diseño de mecedoras. Puede que prefieras una mecedora más sencilla, o una que tenga vibración y juguetes para el bebé. Actualmente son fabricadas en propileno y los patines suelen ser de madera, ya que están inspirada en el modelo de mecedora  diseñada por Charles Eames en 1948. Tiene una estructura fabricada de acero y abedul, está tapizada con 100% algodón e incluye un respaldo alto para apoyo cervical. Aunque no incluye ningún mueble o cojín que aporta comodidad a la espalda, incluye el sistema conocido como rocking que ayuda a desarrollar el sentido de niño-S de equilibrio y el cerebro para ordenar las impresiones sensoriales.