Mecedora de rejilla antigua


Cargar Mas

 Se trata de un sillón mecedora realizado en madera con asiento y respaldo de rejilla, conservada estupendamente. Bien como llevan cola blanca, el primer paso es calentar agua, que no esté hirviendo pero que esté caliente, se va vertiendo el agua por el junquillo de mimbre con el fin de que ablande la cola blanca y podamos ir despegando y sacando la rejilla. Con ayuda de pinzones y pequeñas herramientas, limpiamos bien toda la zona y nuestro surco quedará como os mostramos en la imagen.

La mejor oferta de mecedora de rejilla antigua

Con una esponja procederemos a empapar completamente la rejilla con agua, manteniendo la humedad con un trapo durante toda una noche. De esta forma tan sencilla habremos conseguido tensar el asiento y restaurar completamente la silla. Es esa nuestra selección en base a lo que pensamos que tal vez sean las que seguro más vos divierten. Lo cierto es que refrescar tu mecedora con una nueva tonalidad; nunca será una decisión fuera de lugar. Así se convertirá en una pieza clave dentro de tu espacio; que no te habrá costado ni mucho trabajo, ni mucho dinero. Nuestro amigo Torrepom nunca había restaurado un mueble, y para abordar con garantías el proyecto decidió documentarse consultando en el foro.

La mejor oferta en mecedora de rejilla antigua

Su existencia data del siglo XVIII y la verdad es que no hay mucha variedad de modelos, sino más bien modificaciones que le hace cada persona. Esto te permitirá las mismas ventajas que el espray a la tiza, pero con este no tienes que realizar el acabado final del barniz. El artista eligió una tela sólida con un diseño alegre y juvenil, muy propio en la decoración de exteriores.  El contraste de colores oscuros con los tonos más claros de los reposabrazos o del respaldo producirá un hermoso efecto.