Fundas de sofa para verano


Cargar Mas

Te ofrecemos 2 semanas para realizar devoluciones, 3 años de garantía y la certeza de saber que nuestros productos se fabrican de manera totalmente ética. Todas las fundas de sofa llevan sus instrucciones de montaje, si tiene alguna duda llamenos y le explicaremos como se colocan.Existen fundas confeccionadas, pero no es fácil que encajen en los distintos modelos y tamaños de sofá. Y las que son más universales, más adaptables, suelen ser menos elegantes.La Funda Universal para Sofá de Eysa modelo Paola es sencilla, bonita y fácil de colocar. La Funda Prácica para Chaise Longe de Eysa modelo Dream es fácil de colocar y está disponible en 8 colores.

Lo mejor de fundas de sofa para verano

Indicado para las butacas, sofás y sillas o cabeceros de cama. Un consejo sí que te queremos dar si optas por esta combinación de materiales. Si vas a lavar tu funda de sofá lo que tienes que tener muy en cuenta es a la temperatura que lo lavas.Salvasofá PAULA tejido con hilo tintado en chenilla. Este tejido le confiere un tacto extrasuave para verano y cálido en el invierno.Fabricado en España por la marca Nueva Textura. Funda de SILLA completa PUNTILLA, de la firma Eysa.Su tejido de chenilla, que le confiere un suave tactoIncluye dos prácticos revisteros situados en los laterales del sofá. Un tejido impermeable es una buena idea cuando tenemos niños en casa y animales que pueden mojar y dañar nuestro sofá. Este tipo de solución que puso de moda Ikea, se ha consagrado como una de las formas más prácticas de cambiar la decoración de tu sofá.Según las normas del sector, un tejido es apto para uso doméstico si el nivel de resistencia es de 4 o más. La resistencia a la abrasión del tejido ha sido probado en ciclos. Para ser apto para el uso cotidiano diario, un tejido debe resistir ciclos por lo menos. Es fácil mantener la funda impecable, porque se quita y pone en un momento y se lava en la lavadora. En Gauus hemos hablado más de una vez de los cambios que se llevan a cabo en el hogar con la llegada del verano. Los edredones dejan paso a las colchas más ligeras, las alfombras desaparecen y los cortinones gruesos y pesados se guardan hasta octubre cediendo su espacio a visillos y cortinas más ligeras.

Deja una respuesta