Estatuas terrorificas


Cargar Mas

Sin embargo, fueron tantas las conversiones que consiguió que al parecer enfureció a los sacerdotes paganos que habitaban en la región en el siglo III. Junto con otros compañeros, fueron decapitados. A lo largo de más de dos milenios, la Iglesia Católica ha canonizado o beatificado a numerosas personalidades consideradas ejemplificantes para los fieles.Acompáñanos en Supercurioso a descubrir 5 historias de santos y estatuas religiosas alucinantes y terroríficas. En algún momento de nuestra vida nos chocamos con terroríficas estatuas.Murió martirizada a principios del siglo IV en las persecuciones llevadas a cabo por el emperador Diocleciano. Convertida al cristianismo a los 12 años, cuando tenía 15 un prefecto romano se enamoró de ella y quiso que renegara de su fe. En todas partes del mundo existen las estatuas, pues nos recuerdan hechos importantes, personas o ideologías.

Lo mejor de estatuas terrorificas

Sus obras han sido fuente de inspiración para novelistas como Stephen King, Ramsey Campbell o Thomas Ligotti. Las Cumbres» transcurre en un internado ubicado junto a un antiguo monasterio, situado en un lugar inaccesible entre las montañas, aislado completamente del mundo. Los alumnos son chavales rebeldes y problemáticos que vivirán bajo la estricta y severa disciplina impuesta por el centro que les prepara para la reinserción en la sociedad. El bosque circundante alberga antiguas leyendas, amenazas que siguen vigentes y que les sumergirán en aventuras trepidantes y terroríficas.Mientras cruzaba uno de los puentes de Tehuacán, Hilario vio una gallina blanca. Él la persiguió hasta debajo del puente, donde logró ver que la gallina se transformaba en un pequeño duende y de pronto, sin darse cuenta cómo, Hilario se encontró rodeado de una decena de duendes que lo atacaban sin piedad. Hilario logró escapar y dio voces de lo sucedido justo antes de abandonar la ciudad.Mató al sacerdote y, como Dimpna se negó a casarse con él, con su propia espada le cortó la cabeza. Como no quiso adorar y hacer sacrificios a los dioses paganos, quisieron castigarla llevándola a un prostíbulo para que fuera violada. Los soldados, al intentar moverla, no consiguieron desplazarla ni un centímetro. En algunas tradiciones se cube que fue sumergida en un caldero de pez hirviendo y en otras se explica que le arrancaron los ojos aunque ante el tribunal que la juzgaba, milagrosamente, seguía viendo. Su festividad se celebra en muchos lugares del mundo el 13 de diciembre y es patrona de los problemas relacionados con la vista. Cuando tengáis ante vosotros la imagen de una Santa que lleva un plato con dos ojos en las manos, seguro que representa a Santa Lucía, una joven que vivió entre finales del siglo III y principios del IV.

Deja una respuesta