Estatuas de sal


Cargar Mas

El contraste inmenso entre el movimiento incansable de las aguas y la pasividad apabullante de las rocas es demasiado evidente. A veces me paro y fantaseo con personas de otras épocas y otros ropajes paseando por allí, bajo los mismos riscos y sobre las mismas montañas, como si nada cambiase nunca tanto como lo hace el maquillaje caduco de nuestra propia actividad. Un día leí la noticia de un bañista que había encontrado en la playa un mensaje encerrado en una botella hacía doscientos años.A través de la historia se yerguen cientos y cientos de estatuas que exaltan, promueven, recuerdan y nos mantienen la memoria fresca de hechos y situaciones buenas o malas. Anda medio mundo, desde el inicio de los disturbios raciales en Estados Unidos hace unas semanas, derribando estatuas. Sobre todo allí, donde la muerte de George Floyd ha prendido la mecha del descontento acumulado por otras muchas cuestiones, recientes y pretéritas, incluidas la disaster del coronavirus, la desigualdad económica y el racismo de su sociedad. Algunas han caído por las bravas, echándoles una soga al cuello o tirándolas al agua, para otras se ha solicitado su retirada.Pero todo por una obra que sí ha conseguido hablarle a mi subsconciente sin hacerlo conmigo. Una novela de misterio que recuerda a obras clásicas de la literatura y el cine. Sobre el telón de fondo de una gran casa acquainted y sus originales moradores se despliega una trama compleja de recuerdos infantiles, relaciones poliédricas, crímenes seriales y desenlace inesperado. La protagonista sentirá presencias que podrían tener alguna relación con ella.

Mejores precios de estatuas de sal

Paralelamente a los enigmas que suceden en torno a su vida, Anabel conoce que jóvenes que se parecen a ella están desapareciendo por todo el país ¿Será obra de un asesino en serie? Cualquier detalle puede ser decisivo para desvelar un misterio cuyo culpable puede ser la persona más inesperada. Antología de narrativa breve de autoras cubanas en la que se incluyen desde los relatos más tradicionales, que pueden considerarse como cuentos, hasta fragmentos de novelas o memorias.

Deja una respuesta