Estatuas de hierro

admin


Cargar Mas

El Hombre de Hierro es una estatua tibetana de Vai?rava?a de 24 centímetros y 10 kilos hecha a partir de un meteorito de hierro con una inusual cantidad de ataxita La estatua fue adquirida por la expedición al Tíbet de Ernst Schäfer en los años 1930, y tras el final de la guerra estuvo en una colección privada hasta que fue subastada en 2007El Ayuntamiento de Santa Marta ha instalado tres nuevas esculturas de hierro en la Isla del Soto, incluidas dentro del proyecto Arte Emboscado que puso en marcha la Fundación EB Tormes en Almenara

La mejor oferta en estatuas de hierro

En ellas se observan formas simplificadas y pliegues en plumas de hierro que aportan movimiento y ligereza a estas estructuras voluminosas Vivimos tiempos muy difíciles para todos y estas esculturas quieren ser un recuerdo a todo lo perdido y una ventana abierta a la esperanza, a lo que ha de llegar” Se trata de «una interpretación artística dentro de la naturaleza con un enorme compromiso por el patrimonio natural», explican desde el Consistorio Al igual que en Almenara de Tormes se focalizó sobre el entorno vegetal, con el mundo de las plantas convertido en un referente artístico, el foco está ahora puesto en la fauna que existe en la Isla del Soto, también de una forma magnificada, a través de una pequeña galería artística en la que esa fauna agrandada nos muestra la belleza oculta de nuestra diversidad Estas esculturas no se hicieron al azar, sino que representan, por un lado, a través de las aves, el alma de nuestros mayores y de todos los que ya no están a nuestro lado, pero siguen tan presentes en nuestros corazones; la libertad, que también simbolizan las aves y a la que ansiamos volver para relacionarnos entre nosotros y seguir siendo una sociedad que trabaja unida y por último la cooperación, representada en el grupo de hormigas, que hablan de una sociedad que trabaja unida por el bien común Y para la preparación de los modelos se utilizaba un método de moldura “seca”: un modelo de madera, cera o arcilla se incrusta en una masa de moldura y más tarde en ella se vierte el hierro fundido

Mejores precios en la red de estatuas de hierro

Recibieron muchas ofertas de compra, pero tras largas negociaciones llegó la respuesta final de la fábrica: “¡Rusia no está en venta!”La artesanía del hierro proviene de periodos históricos antiquísimos, realizaciones tales como el trabajo más o menos artístico del metal del hierro puede venir de testimonios arqueológicos La civilización egipcia conoció el hierro en sus primeros tiempos antes de las famosas dinastías, como lo prueban las cuentas de collar halladas en algún sepulcro de tal época en un sitio próximo a El Cairo[cita requerida], e hizo de este material un uso más útil desde el principio de sus tiempos históricos, según lo manifiestan los fragmentos del mismo hallados en el macizo de la pirámide de Keops y en otras posteriores Por lo mismo, la llamada Edad del bronce en Europa no ha de suponerse como una época de absoluto desconocimiento del hierro, sino como un periodo de más o menos duración, según las zonas, en el cual se hallaba poco extendido el uso de dicho metal, ya por ser de más difícil extracción que el cobre, ya porque se altera con más facilidad que el bronce por la acción de la atmósfera y de la tierra húmeda, a lo cual se debe la desaparición de muchas herramientas que, sin duda, nos legaron las edades prehistóricas y consta por las historias antiguas la fama que tenían los celtíberos en templar bien los aceros sobre todo con las aguas de Bílbilis (actual Calatayud) Durante ellas y por todo el siglo XIII hasta entrar en el XIV, campea en los hierros artísticos el estilo románico, el cual tiene por característica el uso repetido de la espiral como refuerzo y motivo de ornamentación y la sencillez en las formas de todos los objetos Las rejas, sobre todo, alcanzaron un esplendor tan singular en España que no se ha igualado a ellas ninguna obra de este tipo en otro país Se constituyen dichas rejas de un modo semejante a las del periodo anterior, pero convirtiéndose en series de esbeltos balaustres los barrotes cilíndricos o cuadrados y adornándose los frisos con repujados al gusto del Renacimiento, al igual que el remate o crestería del conjunto Suelen decorarse y preservarse de la herrumbre estos y otros artefactos de hierro (como también se hizo a menudo en el periodo gótico) por medio del dorado, plateado, pavonado (color negro azulado) y la pintura de buen gusto

Deja una respuesta