Estatua con cabeza humana y cuerpo de felino


Cargar Mas

En common los egipcios pensaban que los ojos del gato reflejaban el poder y la luz del sol en la tierra durante las horas de oscuridad, y por ello nos salvaban de la noche eterna y nos protegían frente a la mala suerte. De hecho las mujeres egipcias imitaban los ojos de gato, al pintar los suyos con marcadas líneas de kohl negro o azul. Además, al dormir en círculo o en ovillo, se creía que los gatos simbolizaban la eternidad y la sabiduría. Sea como fuere, parece que nuestra sociedad aún tiene mucho que aprender de los antiguos egipcios sobre como apreciar y tratar a estos mágicos animales. Bastet el dios gato egipcioEl nombre Bastet es uno de los más populares nombres de gatos egipcios.Esta raza recibe el nombre en honor a la Isla de Man, en el mar irlandés entre Inglaterra, e Irlanda, de dónde es originario. Existen varias leyendas que narran como la raza Manx perdió su cola.Claramente es esta bestia con diez cuernos la que coincide con los pies de la estatua con sus diez dedos. En la imagen que sigue se observa en primer plano el como Ezequiel vio a los cuatro animales Querubines y en segundo plano, el como la religión los ha humanizados. Entre los mas populares en el arte islamico posterior estuvieron las fabulosas bestias míticas como el grifo y el senmurv . Es importante recordar aqui que la diosa mas representativa de los griegos era Artemisa la diosa oso.

La mejor oferta en estatua con cabeza humana y cuerpo de felino

Dibujo de la escultura en piedra, y posibles interpretaciones de la escultura. Estatua de marfil de un hombre con cabeza de lobo o de felino, encontrada en el abrigo de Höhlenstein-Stadel . De todos modos, si hablamos de casos sorprendentes, es difícil superar el de la estatua de Buda de la imagen de portada, analizada en 2014. Los rayos X atraviesan en mayor o menor medida el objeto que se ponga en su camino y llegan a una placa fotográfica. La invención de la radiografía se la debemos al alemán Wilhelm Röntgen, quien a finales del s. XIX descubrió un nuevo tipo de rayos capaces de atravesar ciertos materiales.

Deja una respuesta