Cofres de madera vintage


Cargar Mas

Nuestro impresionante cofre/baúl de almacenamiento sin duda traerá un toque retro y vintage a tu habitación. Te presentamos los mejores arcones de madera con decoración vintage, que actualmente existen en el mercado. Así podrás guardar sábanas y mantas en el interior y depositar la ropa que te quitas sobre el baúl.

La mejor oferta en cofres de madera vintage

No lo dudes, te conviene tener un cofre vintage, tanto como decoración, como para provisión de almacenaje. Sus dimensiones son de 38 x 27 x 14 cm (largo, ancho y alto), un tamaño ideal, como indica Marisa, “para guardar libros, fotos, joyas o cualquier otro objeto valioso que se pueda imaginar. De hecho, gracias a su estética de estilo colonial, a sus herrajes de metal y a sus correas de cuero, es muy elegante, resistente y duradero. Al igual que los anteriores, ha sido fabricado en materiales premium entre los que se incluye la madera de alta resistencia, los herrajes metálicos y las correas de cuero. El baúl o cofre adecuado puede ser un gran lugar para guardar todos esos juguetes que tus hijos obtienen de los abuelos o incluso de los tapetes, rodillos y pesos que utilizas para tus entrenamientos en el hogar. Sinceramente, su estética hace que parezca más antiguo de lo que realmente es, por lo que queda fenomenal en ambientes de estilo retro o clásico”.

Mejores precios en la red de cofres de madera vintage

Solo tienes que imaginar lo bien que quedará sobre el tocador, el aparador o cualquier otra pieza de mobiliario. De hecho, hasta puedes usarlo para que contenga el auténtico presente que le quieres dar a ese ser querido. De hecho, al escucharla, a todos se nos viene a la cabeza un grupo de aguerridos bucaneros surcando el mar y viviendo mil y una aventuras con el objetivo de hacerse con él. Asimismo, es habitual también que cuenten con un espejo en la parte interior de la tapa y con una cerradura con candado. Por ejemplo, existen cofres de almacenamiento para niños que son ideales para que almacenen sus juguetes y sus primeros recuerdos y objetos de valor. Por ello, cada cierto tiempo (5-10 años, según las muestras de deterioro que presente), debes decapar y barnizar de nuevo.