Cama nido turquesa


Cargar Mas

Puedes tapizar brazos laterales, perímetro de la tapa, zona del arcón y el frente de la cama inferior, de múltiples tonos. Además, hay que tener en cuenta que es necesario que este mueble tenga un cierto peso que le aporte estabilidad para poder ser utilizado con toda seguridad en dormitorios propensos a ser frecuentados por niños o personas jóvenes. Se trata de un mueble muy económico, ya que se trata de tener dos camas juveniles en el espacio de una.

La mejor oferta en cama nido turquesa

Si su vivienda está ubicada en un segundo piso y las escaleras tienen rellanos de más de 2 metros de anchura o vive en planta baja puede comunicarlo a la hora de hacer el pedido para que se valore la posibilidad de fabricarlo en un solo módulo, aunque se trate de medidas contempladas para la fabricación en dos módulos. Este tipo de camas son fáciles de guardar ya que están diseñadas para ello, por lo que no te resultará complicado. Este tipo de muebles no sólo está destinado para los más pequeños, sino que también disponemos de camas nido juveniles diseñadas para un público algo más mayor. Suele ser una cama nido alta, o al menos, más que las tradicionales, ya que al contener cajones, la altura sube un poco. Con un sofá cama versátil, tienes un lugar para descansar y relajarte durante el día, y un práctico sitio para dormir por la noche aprovechando al máximo el espacio. Este Canapé nido tiene una altura especial adaptada a gusto del cliente de 15 cm en el arcón, de esta forma mide 47cm.

La mejor oferta en cama nido turquesa

Un mecanismo de clic clac requiere espacio libre detrás del sofá, ya que el respaldo se empuja hacia atrás y se aplana. Sin embargo en muchas ocasiones el somier de la cama inferior es más pequeño que el superior por ello tendremos que utilizar distintas medidas. Una puntualización también muy importante es la altura, aunque en la parte superior pongamos el colchón de la medida que deseemos en la parte inferior debemos de poner un colchón acorde al hueco que albergue. Lo más habitual es que el colchón inferior de la cama nido no supere los 15cm de altura, pero podemos encontrar hasta camas de 20 cm de altura.