Cabeceros de cama azulejos


Cargar Mas

Necesitamos una tabla de madera, lisa y cortada a la medida que queramos, que haga de cabecero, para luego ponerla un vinilo iridiscente, o metálico, o del acabado que más nos guste y disponer de un original cabecero de cama hecho por nosotros mismos, de forma fácil y económica.Para las personas que les guste tener la cama sin cabecero, estilo japonés, también tienen en los vinilos de cabeceros una alternativa de decoración, ya que muchos de los modelos quedan estupendamente colocados en la mitad de la pared a modo de cuadro logrando una agradable imagen que ver antes de irse a dormir. Si tienes oportunidad de conseguir por tu zona rodajas de árbol puedes hacer fácilmente este cabecero.

Mejores precios en la red de cabeceros de cama azulejos

Gracias a nuestros diseños podrás encontrar las texturas, formas y colores tendencia en la decoración de interiores. Su diseño, sus colores y sus estilos son capaces de definir una decoración y de crear un clima especial en el lugar. Por eso, desde Tuco te ofrecemos una amplia selección de cabeceros de cama baratos para que definas, con gusto y de modo económico , uno de los elementos más importantes a nivel decorativo en cualquier habitación. Hazle unas presillas para colgar los cojines y verás que idea más original, y sobre todo funcional. Para modificar totalmente el aspecto del dormitorio también puedes pintar la pared de un bonito color que contraste con el cabecero de la cama. Así pues, la norma es que la altura de la cama no supere su longitud, que es de 190 o 200 cm según el modelo.

La mejor oferta de cabeceros de cama azulejos

Recuerda que puedes encontrar cabeceros de muchos tipos: en madera, tapizados e incluso puedes crearlos tú mismo para conseguir las dimensiones y personalización que más te guste y se adecúe a tu dormitorio. Eso sí, la mayoría de ellos son de lo más vanguardistas, por lo que combinados con muebles modernos pueden crear ambientes de lo más actuales. Lo principal es no multiplicar los colores, especialmente en el dormitorio, que debe ser una habitación relajante: tres colores como máximo. Realmente, son una de las piezas clave en la decoración de estos espacios, ya que consiguen dar un toque de personalidad única al ambiente.